Esperando a Skynet

Podcast y contenido en español sobre cine, ocio digital y nuevas tecnologías

Polémica en Hollywood. El cine de superhéroes es despreciable

Sin que nadie lo viera venir, en solo un par de semanas, 2 grandes directores han originado una gran polémica en Hollywood y toda la industria del cine. Martin Scorsese director entre otras de Taxi Driver y Uno de los nuestros y Francis Ford Coppola director entre otras de El Padrino 1 y 2 , han echado pestes contra las películas de Marvel y superhéroes.

Scorsese ha dicho en una entrevista que las películas de Marvel no son cine, son parques de atracciones. Coppola días más tarde ha dicho, creo que Scorsese se ha quedado corto, para mí la película de superhéroes es despreciables.  Concretamente estas son las palabras utilizadas por Coppola:

Cuando Martin Scorsese dice que las películas de Marvel no son cine, tiene razón porque esperamos aprender algo del cine, esperamos obtener algo, algo que nos ilumine, algo de conocimiento, algo de inspiración. No sé si alguien saca algo de ver la misma película una y otra vez. Martin fue amable cuando dijo que no es cine. No dijo que fuera despreciable, yo digo que lo es”.

Otros directores no tan buenos como Ken Loach se han apuntado al bando de los anti-superhéroes. El director es un reconocido anticapitalista, por lo que no sorprende sus declaraciones:

Las películas de superhéroes, las encuentro aburridas. Se hacen como productos básicos, este es el punto esencial, se hacen como productos básicos como hamburguesas o lo que sea, y no se trata de comunicarse. No se trata de compartir nuestra imaginación. Se trata de hacer una mercancía que genere ganancias para una gran corporación; son un ejercicio cínico. Son un ejercicio de mercado y no tiene nada que ver con el arte del cine “.

Ken Loach, el mago del entretenimiento.

Resultaría extraño si los propios afectados no hubieran dicho nada al respecto.  Varios actores y directores de películas Marvel han hecho declaraciones.  Robert Downey Jr (Iron Man) ha dicho:

“No pensaba que el Universo Marvel iba convertirse en algo tan grande. Tengo otros intereses y además según Scorsese esto no es cine, así que tengo echar un vistazo al “cine”.

Samuel L. Jackson (Nick Furia) ha dicho:

Es como decir que Bugs Bunny no es gracioso. Las películas son películas.  A todos no les gustan las películas de Scorsese. Todo el mundo tiene una opinión y eso es bueno, no voy  a evitar que se sigan haciendo películas”.

James Gunn director de Los Guardianes de la Galaxia ha dicho en Twitter:

Martin Scorsese es uno de mis 5 cineastas vivos favoritos. Me indigné cuando la gente criticó La última tentación de Cristo sin haber visto la película. Me entristece que ahora esté juzgando mis películas de la misma manera. Dicho lo cual, no puedo esperar más para ver El Irlandés”

No soy yo el que defienda las películas de Marvel o DC a capa y espada.  Unas me gustan más y otras me gustan menos, pero todas son cine, todas son películas, al fin y al cabo. Lo que Disney ha hecho es llevar el modelo de negocio de los tebeos a la gran pantalla. En los tebeos hay historias independientes de cada superhéroe y luego hay un evento especial donde se unen unos con otros. Esto en el cine era muy caro y complicado de hacer. Desde los años 70 hemos tenido películas de superhéroes en solitario. Superman, Batman y Spiderman mayormente. Luego llega Iron Man, El capitán América, Hulk y Thor para finalmente tener una película con todos juntos. La primera película de los vengadores fue todo un éxito, recaudando 1.500 millones en todo el mundo solo en cines. Eso ocurre en 2012. En 7 años hemos tenido más secuelas y crossovers que nunca haciendo de esta franquicia la más rentable de la historia del cine. Más de 22.000 millones de dólares. Por encima de Star Wars que ha recaudado 10.000 de dólares.  Si vemos las cifras del merchandising, Star Wars ha recaudado mucho más dinero que Marvel. Se estima que unos 65.000 millones de dólares frente a los 34.000 millones de Marvel. Si tienes curiosidad por saber la franquicia que más ingresos ha generado en todo el mundo es Pokémon con casi 100.000 millones de dólares.

Ken Loach tiene razón al decir que las películas de superhéroes son un negocio, todas lo son.  La diferencia es que el cine de Ken Loach tiene un público muy reducido, al igual que su presupuesto, frente a Disney que maneja presupuestos no inferiores de 200 millones por película.

Por otro lado, se oyen muchas voces de directores advirtiendo de que se está perdiendo la magia del cine y de las salas. Pues si la industria del cine y el circuito de salas tuviera que depender de Ken Loach y Coppola, estaríamos apañados.

Coppola no ha hecho nada reseñable ni de éxito desde 1992 con Drácula, eso sin contar sus grandes fracasos durante los años 80 con Cotton Club, Tucker o la decepción que supuso El Padrino 3.  Se le perdona por haber dirigido las 2 anteriores y Apocalipsis Now, pero otros pueden decir que aparte de media docena de películas, el resto no han interesado ni a público ni a crítica.

Mas consistente ha sido Scorsese que ha sabido conectar con el público durante toda su carrera, a pesar de numerosos altibajos. Es curioso que su película más taquillera, Infiltrados. sea un remake. En noviembre podremos ver su último trabajo, El Irlandés, financiada y distribuida por Netflix. Algo inédito y que también ha generado polémica, con otros directores como Spielberg, Almodóvar y Bayona que aseguran que las películas que se hacen para Netflix tampoco es cine y no deberían competir en festivales de cine

Sorprende que Bayona, el director español más internacional se apunte a esta moda de criticar lo que es cine o no es. La mediocre secuela de Jurassic World que ha dirigido no es menos diferente que las películas de Marvel. Es una franquicia iniciada por Spielberg en los 90 y relanzada en esta última década con gran éxito.

Al final, la terminología creo que da igual, especialmente a las puertas del 2020. El público tiene más opciones que nunca para acceder a más cine. Ver cine en casa en una tv con altavoces o proyector es algo que difícilmente podías hacer hace 40 años. Si las salas de cine hacen dinero con superhéroes, dinosaurios y remakes pues mejor eso que salas vacías con los dramas de Ken Loach.

Se sigue haciendo cine fuera de franquicias, pero no viene de Hollywood en todas las ocasiones. Un ejemplo es la reciente ganadora de la Palma de Oro en Cannes. La coreana Parásitos es una comedia negra que si hubiese sido rodada en Estados Unidos seguramente hubiera recaudado más de 100 millones solo allí. El problema es que es coreana y aunque es la mejor película del año, la distribución es despreciable. Se ha estrenado solo en 3 salas que obviamente han llenado todas las sesiones. La semana siguiente se estrena en 20 salas y por supuesto la película lo sigue haciendo muy bien. La semana que viene veremos si llega a las 100. Es una táctica que no la veo ningún sentido. Si la película es buena y aparte de llegar 4 meses tarde (se puede encontrar para descargar en alta calidad), lo suyo es que hagas una distribución acorde a la calidad. Si lo que pretendes es generar ruido para que corra la voz sobre la película y no estrenas en las principales ciudades, muchos no van a esperar y la van a descargar. Al final, dirán que la película ha tenido una gran recaudación, pero seguro que inferior si la hubieran estrenado dando la misma importancia que a otra película similar.

Eso nadie lo crítica. Ni Spielberg, ni Almodóvar ni Scorsese. Al final a este tipo de películas las tiene que salvar un Netflix para distribuirlas de manera internacional, pero luego están los que se quejan de que no se ha estrenado en cines y que Netflix está matando a la industria.

La realidad es que es la propia industria la que no supo adaptarse. En España ya se avisó de que las plataformas de streaming ayudarían a combatir la piratería. Excepto Filmin, nadie hizo caso. Llegó Netflix y muchos siguieron con la venda. Años después, algunos directores y productores reconocen que las plataformas de streaming han ayudado a combatir la piratería y también a que se vean películas. Lo cierto es que hay películas que no las ve nadie. Se estrenan en 4 cines y a las 2 semanas ya es casi imposible verlas. Luego esperar 3 meses para el alquiler y nadie se acuerda de ella. Si nadie la vio en cine, pocos la van a alquilar.

Netflix ha democratizado la distribución de contenidos. Estreno en 150 países al mismo tiempo. Lo de que se pueda o no ver en una sala es circunstancial. Lo principal es que se pueda ver la película. De hecho, es falso que las películas originales de Netflix estén dañando a las salas de cine. Salvo excepciones, la mayoría de las películas originales de la plataforma no pasarán a la historia.  Roma era cine experimental que en salas hubiera tenido una recaudación muy floja, solo salvada de que estuvo nominada a los Oscar. El irlandés de Scorsese es la que puede ser el punto de inflexión. Un presupuesto excesivo de 200 millones de dólares que ningún productor estuvo dispuesto a pagar. Solo Netflix lo hizo con el único propósito de competir de nuevo en los Oscar y poder ganar el de mejor película. Ya veremos si la apuesta le sale bien. Con todo, la plataforma no puede permitirse producir semejantes presupuestos.

Con todo prefiero ese modelo que el de Amazon, ahora también Apple se quiere apuntar, de producir películas, pero no meterlas en la plataforma de streaming hasta 3 o meses o más, después de estar en salas. Si vas a ser un productor convencional, no me interesa pagar una cuota. Si Netflix sube la cuota, pero al menos me da no solo series, sino películas que no tengo que pagar en el cine, puedo pagar 20€ al mes.

En definitiva, el cine está más vivo que nunca. Siempre que surgen nuevos modelos hay quienes tienen miedo al cambio. El cine de superheroes seguirá mientras el público esté dispuesto a pagar una entrada. Igualmente habrá otro tipo de cine que también tendrá éxito y nuevos cineastas surgirán.  Las salas de cine no van a morir, pero igual no es tan importante que haya una sala en cada pueblo y si que haya más películas en las plataformas de suscripción y de alquiler. Considero más importante poder acceder a las películas que se han estrenado hasta hace 3 meses en cualquier plataforma sin que haya barreras tecnológicas y necesite una VPN o se tenga que recurrir a descargar.  Si hay una película subtitulada descargándose en Internet y esa película no está disponible en ningún formato o plataforma legal, ese para mi es uno de los mayores problemas que la industria debe resolver, más allá de que a directores de cierta edad no les gusten las películas de superhéroes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *